Violencia Política de Género

La violencia política de género comprende todo tipo de acción u omisión que busca el desacreditar la participación de la mujer en el entorno político, de forma que, a través de ataques sistemáticos se intenta impedir que las mujeres logren ejercitar sus derechos políticos de participación, absteniéndose de ingresar al mundo político que mayoritariamente se encuentra ocupado por el género masculino.

Ahora bien, este fenómeno de violencia política hoy en día tiene un alto índice de presencia en medios de comunicación como lo son en las redes sociales. Facebook y Twitter se han convertido en las plataformas de preferencia donde comunidades se han dado cabida para iniciar ataques sistemáticos, mensajes de odio, ofensas, habla soez son en armas que se emplean con el propósito de atacar y poner en ridículo a mujeres tanto a quienes ya ocupan puestos en la esfera política como a futuras prospectas.

Los ataques propiciados y con tintes de violencia política de género en redes sociales tienen un efecto negativo en los demás internautas, esto lo he podido evidenciar tras un mes de trabajo, pues frases como: ‘‘para entrar en la política se viene llorada desde casa’’, ‘‘mujer asquerosa’’, ‘‘trabaja en prostíbulo’’ son ofensas recurrentes que forman parte dentro de esta comunidad social, y que son compartidas en un alto índice afectando a la reputación e impidiendo que las mujeres al menos intenten intervenir por la reputación y la realidad a la que se ven sometidas.

Según manifiesta, (Krook & Restrepo Sanín, 2021) ‘‘Usar imágenes o estereotipos de género para atacar a las oponentes mujeres, hace que las acciones se conviertan en un caso de violencia contra las mujeres en política, puesto que sugiere que las mujeres no pertenecen a lo político. Estas acciones tienen un profundo impacto puesto que no están dirigidas contra una sola mujer, sino que también tienen el propósito de intimidar a otras mujeres políticas, disuadir a otras mujeres que puedan considerar una carrera política y, peor aún, comunicar a la sociedad en general que las mujeres no deberían participar’’.

Es lamentable que gran contenido que se cuelga en redes sociales busca desprestigiar, humillar e incluso atacar a las mujeres, aunque bien es cierto que la violencia no tiene género y en la política no es una excepción, sin embargo, la mujer se lleva la peor parte debido a que en mayor proporción es blanco de ataques. Este tipo de estrategias de algún modo ahuyenta a las mujeres de poder ingresar al mundo político, pues su poca presencia es un indicador que se trata de un grupo altamente en desventaja y vulnerable como lo he indicado.

Nuestra Constitución en el art. 61  numeral 7 reconoce el derecho de las mujeres a participar en la vida política y pública bajo los principios de transparencia, inclusión, equidad, pluralismo y democracia, de manera que se garantice su participación en igualdad de oportunidades, por ende, en post de esta norma suprema se debe ser agentes de cambio familiarizando con la sociedad esta realidad que no debe ser normalizada bajo ninguna circunstancia, y no confundir con la libertad de expresión, pues dicha libertad en ninguna circunstancia atentará con el ejercicio de otros derechos.

Redacción: Steven Mosquera, Estudiante de la Carrera de Derecho de la Universidad Técnica Particular de Loja, en colaboración con la Fundación Haciendo Ecuador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.